Los Mexicanos Compran Teléfonos Celulares Falsos Para Entregarlos en los Asaltos

Cover Image
La Grande 107.5 FM

Los robos armados se han vuelto tan comunes a bordo de autobuses en la ciudad de México que los viajeros han llegado con una solución inteligente : muchos están comprando teléfonos celulares falsos, para entregar a los ladrones en lugar de sus smartphones reales.

Costando 300 a 500 pesos cada uno — el equivalente de $15 a $25 — los "maniquíes" son falsificaciones sofisticadas: tienen una pantalla de inicio y  en el interior hay una pieza de metal para dar al teléfono el peso del artículo real.

Eso es útil cuando tratas de engañar a los bandidos de gatillo feliz que atacan regularmente a los autobuses, grandes y pequeños, que transporta a la gente de los suburbios más pobres a los puestos de trabajo en el centro de la ciudad.

La escena se repite una y otra vez, cortesía de las cámaras que muchos autobuses llevan ahora que registran los asaltos, a menudo tarde en la noche o temprano en la mañana: los pasajeros dormidos se ven saltando entre uno o dos  hombres a bordo con máscaras  sobre sus rostros.