Coronavirus: El Proceso Para Desarrollar Una Vacuna

gloved hands prepare a vaccine
Photo credit iStock / Getty Images Plus
By RADIO.COM

La pandemia del coronavirus ha causado problemas para la mayoría del mundo, pero hay una gran esperanza que la comunidad científica logre desarrollar una vacuna contra la enfermedad que actualmente no tiene cura.

Hay decenas de grupos de investigadores que están buscando una vacuna contra COVID-19, y hay seis que están progresando, con unos hasta empezando pruebas humanas, reporta el BBC.

Pero, aunque se apuren lo mas posible, la realidad es que, para crear una vacuna, se necesita tiempo.

Después de crear un prototipo que se piensa que funcionará (y que ya fue comprobado en ratas u otros animales), hay un proceso que necesita ser realizado para asegurar que la vacuna no solo es efectiva, pero que tambien es segura para los humanos.

Hay tres etapas en las que la vacuna luego tiene que mostrar éxito. Primero se prueba en un grupo pequeño de personas, usualmente no mas de 100. Ese estudio monitorea que la vacuna funciona, que no es una amenaza para la salud, y ayuda a determinar la dosis adecuada y si hay efectos secundarios.

En la segunda fase, se estudian los efectos de la vacuna en un numero mas alto de personas, esta vez enfocándose en los efectos secundarios mas comunes, y como el sistema inmune reacciona a corto plazo.

La tercera fase es la mas grande, porque en esta, miles de personas participan. En esta fase, también se comparan los resultados de personas que no recibieron la vacuna, y es la última oportunidad de ver cuales son los efectos secundarios.

Usualmente, estas fases se tardan años en ser realizadas, pero investigadores dicen que, si se apuran, es posible que tendrán una vacuna para COVID-19 en 12 a 18 meses. Parte de la razón por la que se piensa que puede suceder tan rápido es porque distintos grupos de investigadores están haciendo pruebas de distintas vacunas. Esto no garantiza éxito, pero hay mas oportunidades para que una sea la que se pueda usar.

Hay cuatro tipos de vacunas que se pueden hacer. Las vacunas vivas atenuadas usan una versión del germen, pero una muy débil, para que el sistema inmune sepa como reconocerlo. Las vacunas inactivadas hacen lo mismo, pero con una versión muerta del germen. Las vacunas de subunidades o combinadas usan parte del germen, mientras que las vacunas con toxoides usan una toxina fabricada por el germen, introduciendo solo la toxina a tu sistema inmune en vez del germen entero.

ESCUCHA YA en la aplicación de RADIO.COM
Sigue RADIO.COM
Facebook | Twitter | Instagram