Profesor Renuncia Por Inquietud Sobre COVID-19, Es Multado $2,000

Sanitary wipes and cleaning supplies sit on a shelf in a classroom waiting to be used next year at Freedom Preparatory Academy on May 18, 2020 in Provo, Utah. Freedom Academy an elementary school was closed on March 16, 2020 along with all other school in Utah due to the order of the Utah Governor due to the COVID-19 pandemic.
Photo credit George Frey/Getty Images

Una de las grandes preguntas que los padres de familia están teniendo que contestar actualmente es si van a mandar a sus hijos de regreso a la escuela, o si prefieren que estudien desde su casa.

En unos casos, no tienen opción porque los sistemas escolares han decidido solo ofrecer clases virtuales, pero en un distrito en Arizona, la decisión fue al revés, con profesores teniendo que regresar a la sala de clase.

Tavious Peterkin, quien había trabajado como profesor por mas de una década y era profesor de música en el distrito escolar Dysart Unified en Surprise, Arizona, renunció de su trabajo después que fue informado que iba a tener que enseñar en persona, y fue multado $2,000 por su decisión.

Este semestre, profesores del distrito tienen que enseñarles a sus estudiantes virtualmente desde sus salones de clases de forma rotativa hasta el 19 de octubre, con un plan de regresar a clases completamente en persona después.

Pero Peterkin le dijo a Good Morning America que la segunda fase del plan es lo que fue una señal de alarma para él, dado que casos de COVID-19 han seguido aumentando en Arizona. “Lo mas que oí sobre el tema, lo mas que yo pensé ‘no sé si puedo hacerlo.’”

Parte del asunto es que aunque habrá regulaciones para que los profesores y estudiantes mantengan su distancia y usen mascarilla, los estudiantes de Peterkin tocan instrumentos de viento, algo que es imposible de hacer con mascarilla.

Después de explicarle sus temores al director de la escuela y al departamento de recursos humanos sin recibir respuesta, Peterkin renunció dos días antes que empezará su orientación.

Desafortunadamente, una cláusula de daños de liquidación en su contrato indica que Peterkin tendrá que pagarle $2,000 al sistema escolar.

En un comunicado, el sistema escolar dijo que la cláusula ha sido parte de sus contratos por años para reducir la rotación de personal. “Entendemos que hay una amplia variedad de emociones e inquietudes relacionados con la pandemia actualmente, y el departamento de recursos humanos de Dysart ha estado trabajando incansablemente para abordar cada inquietud del personal.”

Peterkin dice que ama ser profesor y que no hubiera renunciado si no hubiera una pandemia, pero que no se arrepiente de haber renunciado, porque no quiere enfermar a su familia.

Entérate de todo lo que tienes que saber en RADIO.COM Latino
ESCUCHA YA en la aplicación de RADIO.COM
Sigue RADIO.COM
Facebook | Twitter | Instagram